martes, marzo 29, 2005

La maldita primavera.

La primavera ha llegado oficialmente. El polén pulula por el aire y yo me encuentro al borde de la muerte. Por ello mis planes del día de hoy han sido anulados completamente.

No ha servido de mucho el insuficiente suministro de farmacos para la alergia con el que venía dopandome hace una semana. Apenas sin fuerza repto por mi hogar. Duermo todo el día y dilapido la reserva de kleneex y papel higienico en controlar mi interminable surtidor de mocos. Mañana tengo cita en la S.S. para conseguir un nuevo suministro de drogas.

Mañana será otro día.

3 comentarios:

  1. nene pues habrá polen por coslada porque aquí en la capital nada de nada cosa de la que me alegro porque mi esposísimo es alergíco y lo pasa fatal y luego no me rinde donde tiene que rendir .
    Besos mil
    T.

    ResponderEliminar
  2. Yo pense que tu, siendo tan capitalista, tenias seguro provado. No te des la baja tu ultimo dia eh.

    ResponderEliminar
  3. No te rindas gamo congestionado.
    Ayer dí un concierto de estornudos en Gramática, creía que era la alergia a los polénes de la costa marrón. En la excursión buenrrollista no tuve ningún problema, claro, que por allí poliniza más tarde (...mucho reirte de los boyescaus, pero al final te veo en la sierra los fines de semana para despejar tus obstruídos bronquios). Siguiendo con mis mocos: creo que tengo gripón. Es lo que nos pasa a los jipiosos, que llevamos los pinrreles al aires en cuanto nos salimos de camino asfaltado. Qué dura es la vuelta y cuánto pierdo sin margaritas en el pelo!

    ResponderEliminar

Lo + seguido