jueves, marzo 03, 2005

El mejor de los mundos

Las distancias se reducen con el tiempo. Cuando era cani, el trayecto en Renfe desde Laguna hasta Las Aguilas me parecía una odisea que había que cumplir para ir a la casa de mis abuelos. Hoy ese recorrido se me ha pasado en un flux. Quizá sea porque desde el punto de origen la distancia se ha multiplicado bastantes veces, pero en comparación me parece más corto.


Como no tenía nada que hacer he hecho una excursión al salvaje Alutxe para visitar a mis abuelos. A los que hacía un montón no iba a visitar de motu propio, no es lo mismo que ellos vengan a casa. Cuando he llegado mi abuela C. estaba limpiando los cristales de las ventanas y mi abuelo J. estaba aseandose (Tarda cada día una hora de reloj en hacerlo). Mientras la ayudaba a colocar los cristales de nuevo hemos procedido a actualizar novedades recientes. Como no había nada realmente jugoso hemos pasado a divagar. Mi abuela le ha tirado una pullita a mi abuelo porque el otro dia metió una taza con la bolsita de té en el microondas (reciente novedad en su hogar) sin agua y se quemó todo. ¿Cuántas veces se lo habrá restregado ya?


He estado hablando con mi abuelo mientras se afeitaba y después se refrescaba con Varon Dandy, colonia que ha utilizado desde que tengo uso de razón y que a mis ojos es el cúlmen de la virilidad. Siempre la ha comprado a granel en una botella de litro que luego mediante un embudo dispensaba en otra más pequeña. Hemos comentado la jornada de liga y la más reciente derrota del Atleti en el Sardinero. Mi abuelo lo vió todo en EstudioEstadio. De la nada ha surgido mi abuela con unas pastas del surtido Reglero y ha soltado el comentario que se ha preguntado que habrá sido del chico de EstudioEstadio,
- ese que tenía cara de enfermo. -
Ninguno de los dos hemos sabido como reaccionar, ni saber a quién se referia: ¿Iñaky Cano? ¿Matias Prats?...


Después he subido en uno de mis buses predilectos el 39 y he aterrizado en Opera. He ido a comprar mis comics y después por curiosidad he entrado en la prácticamente difunta MadridRock. Nunca he sido devoto de este megastore músical que siempre me pareció bastante cutre. Yo que hago apología de la pirateria discografica a la menor ocasión, en el fondo me alegro de su declive. Pero ha sido ver la oferta compra 2 cds y te hacemos un dejcuento del 20% y si son 3, pos un 30%... y ponerme a saquear las existencias restantes. Al final he cumplido con el proposito que casí nunca cumplo de comprarme originales los discos que realmente me chanan: Así pues ya tengo el Performance de Astrud original que me ha salido por 9 euros, el disco es la bomba pero el diseño es cuanto menos pobre de medios. La segunda elección ha sido la compra del Discazo de L-Kan que por contra si tiene argumentos suficientes para su adquisición original: librito con letras de los catorce himnos que contiene y cada una de ellas con una foto-postal flipante que la ilustra. El tercer disco adquirido es también el cd de Astrud, que cuando la persona a la que va destinada lea estas lineas sabrá que se lo regalo.



Mañana más!

1 comentario:

  1. H!!!!.
    Por una letra, eh?, por una letra me has dejao tener el titulo de mi blog, jajajjaa.
    Este está genial, la verdad, que alguien que puede ocurrírsele ese título, por narices tiene que ser un genio, jejeje.
    Me gusta.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Lo + seguido