miércoles, marzo 23, 2005

Bustabieguen

Yo que en semana santa no he salido jamás de viaje buenrrollista. He engrosado esa lista de repudiados sociales que se quedan en Madriz. Que se jodan los que viajan todos los años vayan donde vayan les va a llover. Justicia poética!

Ayer quedé con Ef. que también estaba en esa situación de marginalidad. Cuando llegué me propuso su plan; pillar una litrona y tirarnos en el cespéd de Plazaspaña, sin duda debía estar floja de pasta. Yo que mi avanzada edad y mi status de señorón, me impiden hacer esas jipiadas en contextos normales, rebatí su argumentación diciendo que lo que me apetecía era ir al cine y que la invitaba. Así me salí con la mía y fuimos a ver Entre Copas, a pesar de mis reticencias iniciales, me molo.


La parte negativa de quedar con extranjeros es que no puedes hablar de todo. Tu educación sentimental no es la misma. Parece (y es) una gilipollez pero saber que no vas a poder hablar de Milikito con alguién cierra muchas barreras. Por otro lado puedes explicar cualquier excentricidad que siempre va a ser fascinante a sus inocentes ojos.

2 comentarios:

  1. Tiene usted razón. Mi compi de piso checo encuentra fascinante hasta la más ínfima anécdota netamente hispánica que le cuento, lo que hace que me sienta importante y digno de estudio antropológico.

    ResponderEliminar
  2. “saber que no vas a poder hablar de Milikito con alguien cierra muchas barreras”

    Madre de Dios hermosos, y luego todavía hay quien discute el valor pedagógico y didáctico de los blogs. Memorable frase.
    Salut

    ResponderEliminar

Lo + seguido