miércoles, marzo 16, 2005

Antepenúltima batallita laboral

Hoy he vuelto a sentir asco por la carrera que hace muchos años por azar y completamente equivocado decidí estudiar: la filología.


Aún no se ha dado el caso de que conozca a un filologo al que no considere un completo inútil. Hoy me ha llamado un tipo y me ha preguntado por el producto de internet que ofrece la compañia para la que trabajo. Dicho producto tiene un ingenioso nombre en que se aunan las cualidades de navegar por internet y hablar por telefono con el absurdo nombre de "naveg + hable". Pues bien este tipo cuando se interesaba por dicho producto y yo lo he nombrado se ha identificado como lo que era: autentica escoría.


Al nombrar yo el producto le he dado el pie que debía estar perjeñando desde el inicio de la llamada, me ha corregido diciendome: -
Escuche g+h+a se pronucia Navejable, creame soy filologo.
- Yo como he saltado como un resorte, echando bilis por la boca y no le he contestado lo que me apetecia, que si pronunciaba igual que "Gilipollas" pero me he contenido con gran pesar y me he identificado también como filologo y le he contestado que se pronunciaba como yo decía y punto. Como podreís comprender me he sentido inmediatamente asqueado. ¿Pero como puede haber gente tan subnormal? Ya me parece mal intentar corregir a alguien sobre un asunto que no tiene la más mínima importancia, pero que haya un pobre que vaya por la vida orgulloso de ser filologo e intente vacilar mostrando su presunta (y erronea) superioridad sobre otro me parece lo más miserable del mundo.

Bueno quizá no sea para tanto, por ahí también hay gente que estudia psicología...

1 comentario:

  1. Menudo gilipollas el filólogo tú si que vales y sabes filología pero haber si llega septiembre y apruebas de una puta vez guapeton

    ResponderEliminar

Lo + seguido