miércoles, febrero 02, 2005

Gaudeamus Igitur

Comienzo con una frase latina que viene a significar, "Alegremonos, pues", no hay otro título que menos venga a cuento y por eso lo he escogido.


Después de comer de improviso me ha atrapado en su gélido abrazo uno de los peores ataques para el hombre moderno (y no me refiero al Síndrome viral de Epstein-Barr ergo Mononucleosis) se trataba de una microdepresión instantánea. Me he empezado a preguntar por el sentido de mi existencia presente. Mi absoluta falta de ilusión, aspiraciones o planes a corto o medio plazo. Como bien sabeís esta clase de divagaciones mentales solo pueden acabar en un terrado con un cetme pegando tiros a todo aquel que este a distancia suficiente. Para concluir gastando la última munición contra mi propia cabeza.


Tengo que hacer algo con mi vida. A ver que se me ocurre.


P.D. Se me había olvidado completamente que era el DIA DE LA MARMOTA. Felicidades a todos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo + seguido