miércoles, enero 19, 2005

Más causas pérdidas

Menos mal que mañana vuelvo a trabajar y a la bendita rutina. En estos dos días he hecho un buen agujero en mis ahorros, únicamente comprandome cosas innecesarias para mi ocio personal. ¿Pero por qué seré tan caprichoso?


En otro orden de cosas, comentar hasta que punto soy capaz de perjeñar cualquier chorrada en casa con tal de no empezar a estudiar. Pues bien contra todo pronóstico he sacado del ostracismo la bicicleta estática. Con un paño húmedo he quitado la capa de polvo que estaba solidificado a modo de costra. Con toda mi buena fé, me he propuesto empezar a emplearla a diario durante un tiempo indefinido. Hoy motivadisímo me he hecho una horita de ciclismo viendo videoclips. Y ya tengo pensado mañana empezar a hacer al menos media hora cada día(*) a razón de episodio de Seinfeld o Friends (9ª y 10ª) hasta ponerme al día. Me suena mezquino hasta a mí mismo.


Eso es todo, mañana más.



(*) Se admiten apuestas, ¿Cuanto van a durar activos mis buenos propositos?

2 comentarios:

  1. Eso mismo estuve haciendo yo unos dias, luego la bici quedo como perchero postmoderno y ahora ha vuelto al trastero de donde nunca debió salir.

    Por eso me he apuntado a la piscina, al menos no lo tengo en medio del atico dandome la plasta.

    Iñaki
    PD: ¡Miguel Vuelve!

    ResponderEliminar
  2. Pero tu cuanto libras.

    ResponderEliminar

Lo + seguido